•    
    En un comienzo, Londres tal vez suele mostrar su lado más frío y gris para aquellos inmigrantes que dan sus primeros pasos sobre la ciudad en busca de un empleo y mejores oportunidades, razón por la cual algunas personas se precipitan a dar por perdidas sus esperanzas cuando su nueva experiencia recién acaba de empezar. En el terreno laboral todo es variable y diferente para cada persona en particular ya que depende mucho de la preparación personal, sobre todo con el manejo del idioma que es el punto de mayor peso a lo hora de equilibrar la balanza para los recién llegados.


    Al principio seguramente no fue muy fácil tomar la decisión pero finalmente con la frente en alto un día te encontraste caminando por las calles inglesas en busca de un empleo con la esperanza y la incertidumbre típica de un principiante. Claro, en medio de tanta expectativa cargada de una inmensa ansiedad, algunos olvidaron que inevitablemente hay que aprender y adaptarse a muchas cosas nuevas principalmente el idioma, por lo que no es de extrañar que las primeras desilusiones tengan relación directa con este tema. Pero la buena noticia es que eres un ser humano y una de tus cualidades es aprender constantemente todos los días aunque no te des cuenta de ello y si no eres de este planeta seguramente tú también tendrás tus cualidades, vamos…


    Deja de convertir tu cabeza en un diccionario traductor inglés-español




    Tu misión empieza allí, has afrontado el desafío de descifrar los códigos secretos de una nueva lengua que en parte conoces y en partes no, por lo que tu aliado para completar las piezas de este rompecabezas en tu nuevo camino y próximo futuro, es el tiempo.

    La clave está en dejar el miedo a un lado y potenciar todos tus sentidos al máximo. Una de las características que produce el miedo es poner tú organismo en estado defensivo, de rechazo. Por ejemplo, tienes un nivel de inglés básico o tal vez avanzado, pero cuando repentinamente un nativo te habla, lo primero que piensas en forma inconsciente es: no voy a entenderle!!!  y como producto viene la frustración por querer comprender exactamente cada palabra y literalmente no estás escuchando; es decir que pierdes el contexto general de lo que te están diciendo y terminas por entender nada. El truco está en desarrollar una estrategia de escucha diferente a la que estamos acostumbrados con el español, donde percibimos todos los sonidos cristalinamente sin ningún esfuerzo, de forma tal que podamos lograr sacar ideas sintéticas de las oraciones usando palabras que podamos entender sin enfocarnos en las palabras desconocidas o conjunto de palabras que aún no dominamos bien, que por lo general son las que desequilibran nuestra atención.

    Aquí algunos simples ejemplos de escucha sintética:

    *En rojo las palabras que forman el corazón de la oración para un rápida comprensión

    Do you know where is the nearest Zurich bank?

    Could you tell me a little more about your previous job experience?

    How would you describe the place at which you work?


    Por otro lado, si tu inglés no es muy bueno lo peor que puedes hacer es convertir tu cabeza en un diccionario traductor inglés-español ya que de esa forma lo único que harás es entorpecer más el aprendizaje. Por experiencia personal, en un comienzo, recomendaría primero dejar el diccionario a un lado y segundo tratar de aprender con la misma gente de forma tal que cuando no entiendas una palabra o algo en particular le preguntes a esa misma persona que quiere decir tal palabra que dijo o si te puede formular lo mismo de otra manera. Por lo general la gente suele ser amable y trata de explicarte.
    Tal vez esto puede sonar muy fácil, pero si consigues ponerlo en práctica te asombrarás de los resultados, aprendiendo más rápido y de una forma más natural.

    Date cuenta de algo… estás en Londres!


    Es inevitable  no sentir o manifestar descontento al no poder encontrar un trabajo relacionado a nuestra profesión o capacitación por el simple hecho de no dominar el idioma. 
    Más allá de esto, en lugar de arrojar el ánimo por el suelo y comprimir tus sentidos, deberías darte cuenta de algo…estás en Londres!!! (O en cualquier ciudad inglesa, da igual) y eso vale más que nada en este momento, lo importante es que ya has dado el primer paso cosa que muchos nunca se animarían a hacer.
     Imagínate cuantas personas en el mundo dejarían todo por ir siquiera a fregar platos a Londres, pero no lo pueden hacer porque no pueden pagar ni el pasaje, además de no contar con la documentación necesaria para poder trabajar y vivir en forma legal en la ciudad.

    Es lógico que en estos días Londres se haya convertido en el destino más elegido por muchos españoles y latinoamericanos con ciudadanías europeas en busca de nuevas oportunidades ante tanto descontento, y no es para menos.  El comentario que se generaliza de boca en boca es “he tenido que empezar de nuevo” pero creo que la oportunidad que te has dado justamente de empezar de nuevo vale más que todo lo que pudieras haber perdido, ya que si bien es inevitable sentir rabia o frustración porque en la tierra donde sembraste no puedes cosechar tus frutos de años de esfuerzo, déjame decirte que nada de eso se puede comparar al hecho de haber optado por ser libre… aunque sólo te veas con tu maleta y unos cuantos euros en el bolsillo, eres más libre que nunca, libre de esos fantasmas del pasado que siempre vuelven a aparecer con una nueva crisis a arrebatarte todo de la manos.

    Con la velocidad que pasan y evolucionan las cosas es entendible que queramos obtener resultados inmediatos, sobre todo luego de haber perdido nuestro empleo, pero si logras cultivar tú paciencia, esto, será el medio de transporte hacia nuevas y mejores oportunidades porque lo mejor siempre está por venir. Aunque no te sientas a gusto con el trabajo que encontraste porque no encaja con tu preparación o perfil, tómalo como una experiencia porque sabes que no es para siempre y aunque no lo creas puede ser más enriquecedora de lo que crees ya que descubrirás aspectos tuyos que tal vez no conocías o por el sólo hecho de hacer cosas que pensaste que no eras capaz de hacer.

    Si no lo intentas nunca lo sabrás




    Todos los días en mayor o menor medida tomamos decisiones que por minúsculas que sean impulsan acciones. A veces algunas de esas decisiones son tan difíciles y significativas que implican dejar muchas cosas atrás, como facetas de nuestra vida  a medio construir o redireccionarnos  hacia otro lugar.
    Hay una frase muy conocida que dice “Si no lo intentas, nunca lo sabrás” pero lo importante en este punto es  justamente saber qué es lo que intentas y donde quieras llegar.

    Una tormenta en el mar puede destruir y hundir tu barco, pero los barcos no fueron construidos para estar amarrados a un muelle; tus sueños y lo que tú eres tampoco. Lo importante es que no te detengas y por sobre todo que no te mientas a ti mismo por miedo a equivocarte. La cuota está en ir en busca de lo que sientes, de tus más profundos deseos, aunque eso implique tener que recorrer cientos de kilómetros, dar la vuelta al mundo o atravesar un extenso desierto.

    … acaso un desierto podría detenerte?

    “No puede ser que estemos aquí para no poder ser” (Julio Cortázar)
    “Sé el cambio que deseas  ver en el mundo” (Gandhi)





    0 Comentarios :

    Publicar un comentario

    Tus comentarios son valiosos

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...