• Terminal sur de Gatwick


    Esa sensación de vértigo que recorre tu cuerpo cuando sientes el avión aterrizando en Heathrow, Gatwick, Standstead o Luton, la hemos sentido todos. Ahora comienza tu camino en Londres.

    Ya estás aquí. Muchos de nosotros hemos decidido venir a Londres por diferentes razones: un sueño, un capricho, necesidad... ¡Qué más da! Para ti puede que tenga sabor a mito o que lo que te haya empujado a esta ciudad sea esa “cosa” que tanto leemos en periódicos y escuchamos en boca de todo el mundo: crisis. En mi caso fue la mezcla de un sueño alimentado tras muchos años por una madre que siempre ha adorado la cultura británica y la circunstancia de no poder encontrar una oportunidad para vivir de mi profesión en mi país. Pero, ¿qué os voy a contar a vosotros que ya no sepáis? Has llegado, has conseguido lo más difícil de todo: superar el punto de partida y ante ti se abre una maravillosa aventura llena de retos e ilusiones.
    Una de las primeras sensaciones que sentimos al llegar a Londres es incertidumbre: ¿dónde busco trabajo? ¿Dónde voy a vivir? ¿Qué zonas de Londres están mejor comunicadas? ¿Qué necesito para encontrar trabajo? ¿Cómo consigo una cuenta de banco? ¿Cómo obtengo el Insurance Number? ¿Top  as you go VS. Weekly travelcard? Y la mejor de todas: ¿cómo mier… funcionan las máquinas de recarga de la Oyster Card?
    En mi caso y dado que tenía el asunto del alojamiento resuelto desde España pude relajarme un poco. Llegué con mi madre y decidí que mi primera toma de contacto con Londres fuera de turista, disfrutar de la gran city. Pasear por Picadilly, la National Gallery en Trafalgar Sq. London Bridge y Borough Market, Camden, Portobello, Abbey Rd,  de tiendas en Oxford Circus… pasada esa semana me puse las pilas y comencé a empapelar toda la ciudad de Londres con CVs.
    La mejor y más barata opción de impresión es alguno de los miles de establecimientos regentados por hindúes que encontrarás en todos los barrios de Londres. No olvides que tu CV debe estar adaptado al trabajo al que optas. Es decir, si estás buscando como camarer@ excluye cualquier experiencia o conocimiento que no sea de utilidad para el puesto. Si optas a algún trabajo que requiera formación académica resalta todo aquello que sume experiencia de una forma muy concisa y directa. O sea, échate flores pero sin verborrea.

    Yo conseguí mi primer trabajo una semana y dos días después de llegar. No sé si fue la diosa fortuna o qué, pero la determinación y una amplia sonrisa (aunque suene a chorrada) funciona. Cuando entres pregunta SIEMPRE por el manager. Que tu primera imagen no sea “Hola, ¿para dejar el CV?” Eres un luchad@r... Feel like a warrior! Una mínima variación en el mensaje que das va a cambiarlo todo. Habla con ellos, puede que te encuentres una grata sorpresa pues muchos hemos conseguido el puesto de esa manera. Y si te dicen que la forma de optar a las vacantes es vía online, no lo dudes ¡hazlo! Pero también deja tu CV.

    Londres es una hermosa fiera salvaje: gigante, impresionante y cargada de misterio. Los primeros días, semanas y, puede que meses serán una lucha por “sobrevivir”  y demostrar quién puede más. Pero todo juego tiene un truco y ése es saber qué hacer en los primeros momentos cuando eres un recién llegado.Para eso estoy aquí, para chivarte el secreto de la supervivencia y transformar  la fiera salvaje londinense en un lindo gatito. Tú y yo vamos a sacarle partido a la gran ciudad, no dejaremos rincón sin explorar ni duda sin solventar. El viaje comienza, abróchate el cinturón y que la aventura de comienzo. ¿Me acompañas? 





    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...